sábado, 1 de marzo de 2008

Cartas desde Iwo Jima


Unos meses después de haber visto su predecesora "Banderas de nuestros padres", he visto su continuación y reverso de la moneda, "Cartas desde Iwojima". De la primera ya hablé aquí, y de la segunda ya comentó Ricky algo en su blog.
Me ha gustado bastante más ésta que la que muestra el lado americano de la toma de Iwo Jima. Ésta usaba demasiado el flashback, y cuando estabas más emocionado con los combates, de nuevo la posterior historia de los héroes te rompía un poco el ritmo. Aquí, salvo en pequeños recordatorios, todo transcurre basicamente en la famosa batalla.
Impresionantes escenas la de los suicidios japoneses. La verdad, que visión del honor tenían estos tipos. Y que real es el instinto de supervivencia. Para que morir de esa manera si bien puedes seguir luchando o simplemente desertar.
Si, es poético matarte por tu país, pero seguramente lo es más peleando que no volándote tu mismo.
La película es mimética a la anterior en lo que a fotografía se refiere, con esos tonos ocres y secos que me recuerdan a ciertos momentos de El retorno del Rey (si, no tienen nada que ver, pero bueno). La banda sonora me gusta bastante, y el papel de
Watanabe hace que desde el primer momento se gane tu simpatía.
Pese a mejorar lo ofrecido en "Banderas de nuestros padres", me sigue gustando más sobre todo "Mystic river".
Gloria a
Eastwood. Que nos dure muchos años.
Hoy sigue la sesión de cine. En unos momentos Alfie, con Jude Law.
Mañana Spiderman 3.