miércoles, 20 de agosto de 2008

Contraste

Con cosas como las de hoy, se te quitan las ganas de feria, de fiesta, de todo. La verdad, te dan ganas de reirte de cualquier problema que tengas en este momento, se quedan en simples nimiedades al lado de lo que tienen que estar pasando las familias de cualquier alma que fuera en ese avión.
Mientras, aquí la gente baila y bebe. Y de hecho están poniendo en la TV las primeras imágenes del desastre.
Pero la gente bebe y baila.