sábado, 13 de junio de 2009

Hellboy II - El ejercito dorado


Pues visionada al fin la segunda aventura de Rojo. Al igual que con la primera parte, Guillermo del Toro sacrifica aspectos del Hellboy del comic a favor de una versión desbordante de imaginación, belleza (estética), humor, y acción. Para ello prescinde de nuevo del goticismo y del espiritu de terror de la obra de Mignola. Pero bueno... ya me he acostumbrado a ello. Lo que me da me gusta, me parece sencillamente prodigiosa la facilidad que tiene para crear personajes y lugares, aunque en ningún momento ninguna de las dos Hellboy me produzcan el más mínimo repelús. Si, sacrifico mi versión personal, o más bien ideal, de este personaje en favor de la imaginería que tan brillantemente me ofrece Del Toro.