lunes, 19 de septiembre de 2011

En el estudio 3


Paso a paso, haciendo bien las cosas.
Pues así vamos, tomándonos el tiempo que esto se merece.


El viernes pasado volvimos al estudio por la tarde, para empezar a grabar el bajo y guitarras. Una vez escuchada de nuevo la base de batería grabada por Carlos, y quedarnos con la sensación de que ha hecho un fantástico trabajo, pasamos a colocar el ampli de bajo, y buscar el sonido adecuado.
Como casi toda la canción lleva el bajo distorsionado, había que buscar un sonido que fuera apropiado, que siendo un bajo no siempre es fácil.
Pero nada, sin problemas, un sonido con su distorsión justa, que se acopla perfectamente a la batería, y unas pocas tomas de Miguel con su Fender, y listo. Por cierto, que una vez escuchado posteriormente, me llama poderosamente la atención el ligero toque U2 que tiene...
Pese a que la canción no creo que suene a los irlandeses (que por mucho que me gusten no es una influencia a la hora de componer), algún matiz en el bajo si que me recuerda a los bajos de Adam Clayton en Achtung Baby.
Bajo grabado, y a por otra cosa.
Miguel y Carlos han puesto el listón bien alto.


Vamos con las guitarras. Colocamos mi ENGL, enchufamos mi Charvel (tenía claro que para las rítmicas distorsionadas quería esa y no la Gibson), y probamos un poco. Lo primero que detectamos es que se queda un poco corta con la distorsión, más que corta, le falta cuerpo... Pero moviendo un poco aquí y allí, encontramos el sonido.

Empezamos a grabar. Como las rítmicas las doblamos, o sea, las grabamos dos veces para ponerlas cada una a un lado, en algunas me permito hacer alguna variación. Y suena fantástico.
Como se va haciendo tarde, quedamos para el domingo, para grabar las guitarras sin distorsión, el solo de guitarra, y un pequeño fraseo que quiero meter.


Y el domingo, con un sueño considerable y un leve dolorcito de cabeza (no conviene salir el día antes, aunque te recojas pronto), me planto con Sergio a seguir la tarea.
Primeras pruebas, a ver qué tal suenan las limpias con la Gibson (demasiado gruesas), con la Charvel (que no suenan mal), y con una maravillosa Strato que ronda por ahí. Ésa es la elegida, porque tiene un sonido realmente precioso.
Y aunque el ENGL suena bien limpio, finalmente grabamos con un Fender más clásico que nos cede el guitarrista de Drum Negrita, al que le doy de nuevo las gracias por aquí.
Igual que con las distorsionadas, grabo la canción dos veces, para que cada una vaya a un ladito....
Esto va cogiendo forma, sonando cada vez mejor.
Parada para almorzar, y a seguir por la tarde.
Otra vez en el estudio, Sergio, Miguel y yo, con la visita de Juanma, que aprovecha para hacer algunas fotos que acompañan este post. Lo primero, ver si los teclados que he grabado en casa y que he exportado y llevo en un pendrive, encajan, y sobre todo gustan.
Lo primero, como un guante. Perfecto! lo segundo, también. Gustan y mucho. Y yo más feliz que una perdiz.

Luego, un pequeño fraseo con la guitarra tipo Opeth (un poco saturada, pero sin pasarnos) que grabamos con la Gibson, y a por el solo. Una vez saturado el sonido vía amplificador mas Tube Screamer, y colocado el Delay (probamos el Boss DD7 mío, pero al final uno analógico que ronda por ahí), hay que elegir guitarra.
La Strato descartada, buscamos un sonido más grueso, y hay que elegir entre la Charvel y la Gibson.
Al final, mi Les Paul sale ganando. Siempre acabo volviendo a ella. En Directo no se qué voy a hacer!

El solo resulta mucho más fácil de grabar que el fraseo... también es porque el solo lleva ahí un año, desde que la compusimos, y el fraseo surgió hace dos días, y no lo he entrenado demasiado…
Es un solo muy diferente a todo lo que grabé con Zona Purpura, que eran más metaleros, y buscaba siempre intentar meter algún rollo técnico (para el que a lo mejor no estaba preparado) o efectista. Éste busca la melodía, y permitidme ponerme pedante: busca ser un poco épico. Que lo consiga o no, es otra historia, pero creo que queda muy bien entre los teclados que suenan de fondo.
Así que el domingo hemos finiquitado la instrumentación y solo quedan las voces, que las emplazamos para el jueves.
Luego mezclar, y masterizar.
Ya casi estamos. Y esto es sólo una canción, imaginad un disco!


2 comentarios:

ROBERTO dijo...

Como dice el Coronado en No habrá paz para los malvados...¡Rock and Roll!

Muchas ganas ya de escuchar el tema...

Javier Diaz dijo...

y yo de terminarlo.
pero al menos, gracias a esto y aunque lleve un año componiendo y tocando los temas propios, me siento de nuevo músico.