martes, 27 de marzo de 2012

Playlist: Mejor de 2011 y primer trimestre 2012

En mi última fase de pasotismo con éste querido blog, he omitido mis habituales (e ignorados) playlist.
Pues nada, a solventarlo.

Aquí dejo el playlist de lo mejor del 2011.

Steven Wilson - Grace for drowning
Anathema - Falling Deeper
Mastodon - The Hunter
Dream Theater - A dramatic turn of events
Opeth - Heritage
Fair to Midland - Arrows & Anchors
Blackfield - Welcome to my DNA
Amplifier - The Octopus
Ghost Brigade - Until Fear No Longer Defines Us
Petter Carlsen - CLOCKS DON'T COUNT

Año de grandes discos, y sobre todo, de artistas a los que admiro y sigo con fervor.
Anathema editaron una exqusitez como el Falling Deeper, revisando clasicos de su época más doom en acústico y orquestal; Mastodon y Opeth, dos gurús del sonido extremo, nos ofrecían sendos cambios estilísticos en su trayectoría, mucho más pronunciado el de los suecos. Steven Wilson nos regalaba dos trabajos, su segundo disco en solitario y el 3 de Blacfield. Y gran descubrimiento el de Petter Carlsen, otra joyita el trabajo éste...

Y el primer trimestre del 2012 ha venido cargadito.

Flying colors - Flying Colors
Anathema - weather systems
Lamb of god - Resolution
Lacuna Coil - Dark Adrenaline
Napalm Death - Utilitarian
Textures - Dualism
Gazpacho - Missa atropos
Caliban - I am Nemesis
The Mars Volta - Noctourniquet
Anneke Van Giersbergen - Everything Is Changing

No está bien reseñar un disco que todavía no ha salido a la venta, como es el caso del Weather Systems de Anathema, pero como lo tengo comprado a Kscope (su discográfica) y estoy esperando su llegada pues me tomo la licencia de hablar de él.
Y es sencillamente maravilloso. Lo han vuelto a hacer, han vuelto a sacar un artefacto peligroso, por como te engancha, se lleva tu corazón, lo desmonta, lo revolea, y te lo devuelve con su logo dibujado a puñaladas.
Ya he parado de oírlo un poco, pero estas dos semanas pasadas, han sido para ellos.
Solo espero que vuelvan a Granada. Me los perdí la pasada gira, por idiota. Pero la próxima, no.