martes, 1 de abril de 2014

Agreste en acústico

Hacer las cosas por obligación no gusta. En ningún ámbito, añadiría. La música, aún como hobby, no es una excepción. Y todo esto viene a cuento porque al final sucumbimos ante el formato acústico.
 Si, no nos queda otra que ampliar posibilidades, puesto que la situación del directo en Málaga nos obliga.
Una vez golpeados varias veces contra el muro que supone tocar rock ligeramente distorsionado (ejem), y tras escuchar varias veces lo de "hacéis set en acústico, con versiones?", nos tiramos al barro.
 Vamos a preparar un set en acústico, que incluirá algunos de nuestros temas (los que son factibles de traspasar a ese formato) más algunas versiones que consideremos que casan con nuestro sonido.


A la cabeza nos han venido ya unas pocas, ya hemos ensayado una vez sin echar mano de la distorsión, y promete.
Promete porque el contenido melódico ya estaba, sólo que camuflado entre decibelios y overdrives, así que parte ya estaba hecha. Y si hay alguien que sale ganando soy yo, con la voz, porque me obliga a desnudarme y esforzarme más. En el fondo lo necesitaba.
 Respecto a las versiones, nos vamos a atrever con un clásico de Porcupine Tree, que dejo por aquí. Tal vez escojamos también algún himno de alguna banda mítica, o reinventemos algo que no tenga que ver con el rock.
Reciclarse o quedarte sin tocar. Es lo que hay.