miércoles, 8 de octubre de 2014

En el nombre de U2


El odio visceral hacia U2 (supongo que si cierto amigo mío ve este post, aprovechará para dar su opinión, bien clarita). 

Efectivamente, desde hace ya unos años, todo lo que huela a U2 genera debates a cascoporro. Cierto es que Bono se está convirtiendo un poco en un personaje demasiado poco defendible, por así decirlo. 
Musicalmente es obvio que sus mejores días quedaron atrás. De cada disco (post POP) se pueden destacar buenos temas. De "All that you can´t leave behind" y "How to dismantle an atomic bomb" un buen número de ellos… Kite, Walk On, Sometimes you can´t make it on your own, A man and a woman… Tal vez no se sostienen frente a los clásicos de siempre, pero me apetece de vez en cuando escucharlos. 
Ya de "No line on the Horizon" me cuesta más trabajo coger temazos, pero tiene buenos momentos. El último lo tengo un poco menos trillado. 
Pero entre los asuntos benéficos (o no tanto) de Bono, la maniobra Apple (que me parece brutal respecto a jugada de marketing) y que eso, que musicalmente no te dan una bofetada desde hace tiempo, ya los estoy mirando con cierta desidia, aún con cariño, pero rozando la indiferencia.
Luego están los fanboys radicales, los que celebran cada disco como una respuesta a sus plegarias, y no dirán ni mu si el disco es una castaña. 
Como para eso están los que directamente los odian, pues no hace falta. 
Y los entiendo, entiendo que haya gente que no pueda con el aura mesiánica de los irlandeses, y que directamente no soporten a Bono, ¿pero y la música?

Ahora mismo los estoy escuchando, saltando entre temas de sus 4 últimos trabajos, y me gusta dedicarles tiempo. Que cojones, se lo merecen… Por mucho que se les critique, son un grupo inmenso. 4 discos iniciales que me siguen encantando, una obra maestra seguida de una obra continuista, un trabajo que ya ha pasado a la historia como uno de los discos más rompedores de la historia, y dos ejercicios de vanguardismo bien entendido. Y eso, 4 últimos discos que creo que no les hacen daño, pero tampoco los ha glorificado demasiado. 

Siempre seré de U2. Habrá ratos de prog, de post metal, de clásica, de death, pero caeré de nuevo en sus canciones.



No hay comentarios: