jueves, 27 de noviembre de 2014

Batman: A time for Justice

Pues como dije, voy a intentar destripar un poco como realicé esta ilustración del Caballero oscuro, básicamente hecha en Illustrator.
Ojo, muy importante. Los pasos que aquí enumero no son exactos al 100%.
Me explico: para ser lo más fiel posible al proceso, tendría que pegarme un curro a la inversa, ir haciendo pantallazos a cascoporro, ocultando capas, mostrando ahora esta otra… e intentado sintetizar lo máximo.

Empezamos.

¿Como suele nacer todo? con una idea y un boceto. La idea creo recordar que nace al pasear por behance.net y ver ilustraciones de artistas que pululan por allí. Se te ponen los dientes largos y deseas hacer una que, en este caso, nazca desde Illustrator. Otras veces he dibujado la figura completa, luego entintado real y finalmente coloreado. Y otras, he dibujado la figura, y no he entintado, sino o bien entintado con photoshop o bien directamente coloreado.
Esta vez me decido por básicamente, a raíz del boceto (que ciertamente es pobre, rápido y poco detallado), hacer a Batman entero por vectores.
Como últimamente he visto maravillas en Illustrator con estilo poligonal, me pongo a intentar hacer algo similar.

Ni escaneo mi dibujo, directamente le hago una foto con el móvil, y la importo a Illustrator para ponerla en un lado, e ir montando todo.

Lo primero es la cabeza / cara. Primero, el contorno de la cabeza. Que me sirve como máscara para ir colocando dentro los elementos que le den rasgos. Así no se sale nada por los laterales. Una primera aproximación, con la base. Luego, a ir añadiendo elementos con toques poligonales. Esa era la idea inicial, pero a la hora de ir añadiendo sombras, opto por curvas.

Inicialmente no me gusta la cara, queda artificial (según Raquel, parece un travelo) pero en un momento del proceso, me acaba gustando. Luego, cuando posteriormente le envíe a Roberto Corroto una primera versión, me comentará que le recuerda al gran Michael Keaton.


Batcareto


Cabeza lista, ahora por el cuerpo. Inicialmente me curro la capa entera (ambos hombros), pero por darle estilos diferentes a cada lado (luces, sombras), decido trabajar por separado, haciendo primero el derecho según pantalla. Aquí me encuentro las dificultades propias de no controlar mucho de sombras y luces, pero bueno, me gusta como me queda.
Una vez terminada gran parte de ese hombro, duplico la capa y la coloco en el otro lado, pero como la luz le viene del lado contrario, le hago los retoques oportunos para que se vea diferente, más oscura en este caso.

La cosa es que así está chulo también. 

Toca el pecho. La idea es que se vea una ciudad y que se mezcle con su pecho.

Para quedar como más me gustaría, seguramente me sentiría más cómodo con photoshop, para fundir más los elementos, pero ya que me he tirado al barro con Illustrator, sigo currando.

Una primera capa de edificios, una segunda, otra capa con luces amarillas, y una vez que veo que el efecto está medio conseguido, a por el logo de batman (no el del Valencia, ejem) y el efecto que parezca que sale el haz de los edificios y se proyecta en su torso.
Ok, me gusta como queda. Le coloco al final unas nubes que estratégicamente puestas formen los pectorales… Reconozco que esa parte no la trabajo demasiado. Me gusta como queda aunque no se lo mejor de la ilustración.

Pues… he llegado al momento de decidir si tal como está es como realmente quiero que se quede, o le tengo que hacer más cosas. Ese punto es complicado.
Pero decido que listo, y a dar ajustes.

Ultimando en Illustrator. Pecho lobo. 

Como quiero darle un toque así como vintage, y sucio, quiero usar una textura Grunge. La idea inicial es hacerlo de nuevo en Illustrator. Pero las texturas que encuentro son demasiado… vectoriales. No me dan el toque dark que busco. Así que nada, hora de photoshop.
Exporto el archivo a un .psd (con sus capas separadas, pero los trazos rasterizados)  y a por mi gran amiga la estrella de Adobe.

Lo primero, como al exportarlo me ha dejado marcos que no vienen a cuento, lo recorto dejándolo en un rectángulo. Y lo primero que hago en photoshop es intercalar entre Batman y el fondo una capa con un degradado desenfocado por la altura de los codos, para dar profundidad al chaval.
Además, decido  que la ilustración  va  a llevar un marco blanco alrededor, que le de empaque (tenía que usar esta palabra en algún momento)

Luego, toca el tema de la textura. Ok, puedo intentar hacer una con filtros, o fotos mías que algo tendré por ahí, pero estando google y las imágenes gratuitas, tiro por lo rápido y le meto una textura grunge  de un banco gratuito de imágenes.
La pongo en modo luz suave, que se integra, dejando ver suciedad pero integrada sobre la imagen. Le bajo la opacidad para que no me  ensucie mucho, y siga siendo la figura la protagonista. Me hago en la capa de la textura una máscara en la que borro un poco de efecto ruge en las zonas en las que quiero que se mantengan elementos principales, como la cara, parte del torso…

Una vez que está como me gusta, intercalo una capa entre Batman y el fondo con un degradado blanco desde la esquina superior derecha hacia la esquina inferior izquierda; la pongo en modo superponer y de esa manera me queda iluminada esa zona, coincidiendo por donde Batman tiene más luz.
Ya está muy muy al estilo que voy buscando.

Batgrunge. 

Ahora, le quiero poner un título. Pienso en Batman sólo, o Justicia… y me viene "A time for Justice". No se muy porqué, la verdad. Será que estamos en época en la que reclamamos justicia, ya sea del tipo que sea.
Tenía claro que quería una fuente bien fina, de apenas grosor. Encuentro la Raleway, que tiene opciones muy uy de ese estilo. Primero lo pongo en blanco y luego la doblo por detrás, tipo sombra, pero muy separada. Me encanta como queda, lo veo muy integrado.

And Justice for all


Y cuando casi casi lo doy por acabado, surge la pregunta final. ¿Esos son los tonos que quiero dejarle? ¿Como puedo hacer que esté aún más vintage y comiquera? Pues vamos a arriesgarnos.

Acciones de Photoshop, benditas seáis. Y benditas acciones aplicables a fotografías. Si no las usáis, ya estáis tardando. Internet está llena de acciones especiales para fotografía, que se perfectamente que al acoplarlas a la ilustración le van a dar un toque especial.

De mi banco de acciones, pruebo unas 3 o 4. La penúltima me gusta, le otorga tonos naranjas muy atractivos. Guardo una copia en jpg. Y la última, basada en tonos azules, ya me termina de enganchar. Al ponerse sobre los naranjas, algunos azules se tornan morados suaves y le dan el toque que buscaba.

Se acabó, no lo toco más.

That´s all. folks!

Creo que está muy cerca de lo que buscaba. O tal vez, la idea inicial ha mutado en base al proceso, y no se parece demasiado, pero estoy tan satisfecho del resultado que me da igual. 8 horas aproximadamente, pero muy disfrutadas.


¿Cosas mejorables?
Por supuesto. Tampoco me voy a poner a enumerarlas, pero yo las se, y tal vez tu también.

Parece que el gusanillo de ilustrar de nuevo, más que entrarme, se ha inoculado a lo bestia. Súmale que llevo 3 semanas o así sin coger la canon…
No, no quiero desvincularme de la fotografía, es solo que me muevo por rachas, y ahora tengo otra vez la de dibujar, sumado al hecho que con las fotos, creativamente me siento un poco seco. En gran parte porque necesito mejorar equipo y salir más a menudo.

Bueno, aquí lo dejo (no veas). Próximo objetivo, meterle mano a esa idea que tenía (y medio dibujada) relacionada con cierto bastardo en un muro.

2 comentarios:

Roberto Corroto Cuadrado dijo...

Enorme desde el concepto hasta el final. La mayoría de las cosas no las entiendo porque soy un zote con el Illustrator. Vamos, no recuerdo haberlo abierto en mi vida (sigo mejorando poco a poco mis pinitos con Photoshop). Cuando tú puedas me pasas el anaranjado en buena calidad que lo voy a sacar en lámina para hacer compañía a la del Batman Rockabilly de Ric.

Javier Díaz González dijo...

Eso está hecho.
Abrazo