jueves, 11 de diciembre de 2014

Veneno para las hadas


Esta canción me trae muchos recuerdos. Ni buenos ni malos, simplemente, recuerdos. 
Cuando salió en noviembre del 2008, me pilló casi recién mudado a vivir solo, en la casa en la que estuve dos años. 
Esta canción me trae recuerdos de sofá, frío, manta, poca limpieza, play, más frío, cervezas, Sigur Ros, incertidumbre, juerga, tristeza esporádica, sábados de dvds, má incertidumbre, más juerga, y esperanzas… 
Fue el debut de Steven Wilson en solitario. Dos discos después (uno de ellos una auténtica obra de arte) éste me sigue gustando mucho, siendo tal vez el más experimental de todos. Tiene de todo, lo cual no se si juega en su contra. 
Pero me encanta. 
Hoy mismo he encargado el 4, que sale en enero. Esta vez nos deja sin directo en España. 
Utópico el salir en su búsqueda…

Veneno para las Hadas. Que gran título… Viene de una película de terror mexicana, por cierto.