miércoles, 29 de julio de 2015

Anathema, Brighton 26 de julio

Rock progresivo. Según Vincent, cantante de Anathema, ellos hacen rock progresivo porque llevan progresando desde el inicio de su carrera, disco a disco, intentando que cada uno sea diferente al anterior. Progreso. 
Lo dijo el domingo en el concierto en Brighton, con Alicia y conmigo delante, y efectivamente, resume lo que esta banda hace. Si bien no creo que sea tan categórico como dijo (veo cosas muy comunes en "We´re here beacuse we´re here" y "Weather system", por poner un ejemplo), si que es evidente que desde su penúltimo trabajo a "Distant Satellites" ha habido evolución. 

Entonces, si presumen de ello, es normal que obvien toda su discografía previa a su antepenúltimo trabajo?
Ellos deciden, está claro. Han acabado hace poco una gira donde han repasado todos sus discos incluyendo su época mas doom, y entiendo que quieran cerrar una etapa. Sus tres últimos discos son maravillosos, pero obviar del todo lo anterior?

Aún así, obviamente disfrutas brutalmente si eres un fan irredento.
Messenger y su prog envolvente


La jornada empezó con Messenger. Si el escenario en sí no era muy grande, el espacio que tenían ellos era sencillamente estrecho. Batería en lateral, bajista un tanto encajonado (pero no se le veía agobiado, parece de esa estirpe de bajistas que no se mueven apenas), cantante y guitarra en el frontal, segundo guitarra y cantante ocasional a su lado, y en el otro lado un tercer guitarra y teclista. Más teclista que guitarra la verdad. Banda un tanto densa, interesante pero ligeramente cansina. Pero por supuesto les meteré mano, escucharé un poco mas sus discos. 
5 o 6 temas, una media hora, y listo. A desmontar el equipo que vienen los de Liverpool. 

Comenzaron el concierto con Daniel Cardoso solo en el escenario delante de su batería. En ese momento ya advertí que no había kit de percusión por lo que tal vez John Douglas no iba a estar por ahí, y efectivamente, dijeron más adelante que se iba a operar en unos días. 
Cardoso se hace cargo de los arreglos sampleados, y comienzan con “Anathema", que gana mucho en vivo. Sale Vincent a cantar, y empieza su ritual. Poses afectadas, cierto aroma teatral en el buen sentido, y todo el público cantando “But I loved you”.
Buen sonido. La batería bastante presente, por no decir a veces alta. El bajo en su sitio, y Daniel al piano. Por cierto, camisetas de Anathema, Amplifier, Steven Wilson, algunas mas heavies, ambiente progresivo, gente de todas las edades (incluyendo más de uno con mas de 60 en el cuerpo), y nuestro amigo y cerebro de la banda, Daniel, luciendo una camiseta de Nirvana, toda una declaración de principios. 

A partir de aqui, empieza el festival de temas de su última época. Ya con Lee Douglas en el escenario, atacan las "Untouchable Part 1 y part 2", seguidas, como suelen hacer.
Ella fabulosa, no me gustaba antes, y ya por supuesto la considero parte indisoluble. 
"Thin Air", tan grande como siempre. Bromas varias de Vincent y Daniel con el público (ventajas de jugar en casa) y se meten del tirón las tres partes de "The Lost Song". 
La uno para mi gusto quedó un poco deslucida por el excesivo volumen de los timbales que presiden el tema, que tapaban la voz, pero se fue corrigiendo. 
Part 2 estuvo impresionante. Lee se comió el escenario. Mucho más delgada (y pequeña) que en la vez anterior. 

Otro momento de lucimiento para Lee, con una bonita "Lightning Song". 
Esta claro que estos son los temas que parecen ser los que marquen su destino musical, esos que van creando poco a poco ambientes, van repitiendo esquemas, incorporando elementos, hasta desembocar en un torbellino de distorsión y emociones. Un momento, eso no es post rock?

Daniel y su Strato roja
Volvemos a "We´re here because we´re here", esta vez con una impresionante "A simple mistake", que según Daniel, es la canción favorita de su “nuevo batería” Cardoso. 
La verdad es que la interpretación fue brutal, sobre todo la parte en la que el simpático guitarrista cuela el riff que desemboca en la parte más fuerte de la canción. Comparando con la versión en disco, al gain del pedal de overdrive le metió unos puntos más, porque no veas si crujía. De lo mejor del concierto. 

Llegados a este punto del concierto, parecía evidente que no iban a tocar temas de discos anteriores. Sobre todo tras alguien del público pedirle Restless Oblivion, y advertirle Daniel que estaba en el concierto equivocado. Para ello, explicaron, han hecho el Resonance Tour. Ahí aprovechó Vincent para dar su versión de lo que es progresivo. 
Bueno, al menos tocaran Ariel! Eso pensaba yo. 

Con "The Beginning and the End" y "Universal", cerraron el concierto. Correcta la primera, e impresionante la segunda. Gana en directo lo que no es normal, emotiva, profunda, otra vez me dejó alucinando, como cuando la tocaron en Sevilla. 
Y llegados a ese punto, se despiden. 
Un poco pronto, pero inmediatamente piensas que quedan los bises. 
Y así fue, pero solo un bis, en este caso una alucinante “Distant Satelites”, que convirtió en determinadas partes la Concorde 2 en una disco. 
La electrónica les sienta bien, pero espero que quede en elementos anecdóticos en sus discos, pinceladas aquí y a allá; claramente son un grupo de guitarras, eso no va a cambiar, pero no nos volvamos locos tampoco. A ver que nos reservan. 


Danzad malditos, danzad


Pues si, un Distant Satellites vibrante, pero que cuando se acaba y ves que realmente ha sido la última, te deja con cara de Ya está?
12 temas, hora y media. En Sevilla fue dos horas (17 canciones), y en Granada les dio tiempo a cargarse 24 temas. 
¿porque un concierto tan corto? Agreste hemos dado conciertos de esa duración…
Bueno, aún así disfruté como un enano. 
PERO YA PUESTOS QUE HUBIERAN TOCADO ARIEL. 
Lo de los temas antiguos, ok, lo admito. Es así y ya está, pero lo de la duración si me molesta un poco. Pero en global, no me quejo. La experiencia ha sido maravillosa, por ir al Reino Unido, que fuera el primer concierto de Anathema para Alicia, y nuestro primer viaje juntos.

Ah, por cierto. Al terminar, nos sentamos al principio de la sala, con nuestra Carling fresquita, y nos damos cuenta que tenemos enfrente a Daniel Cardoso y a Lee Douglas. Nos planteamos el saludar, pero… vemos venir a Daniel Cavanagh, y hombre, con ese si que me hago una foto. 
Efectivamente, charla un poco con los fans y cuando me toca, me pongo bien nervioso, le suelto un “Gracias por vuestra música, 20 años fan, desde españa, etc…” y me ve la chapa de Agreste y me dice: 
What´s that?
It´s my Band, mi group…
Ah, very similar to our old logo! y sonríe…
nada, me río, le digo de hacernos la foto, y tan contento. 
Ya solo me falta una con Vincent el cantante.

Lo dicho, 3 concierto de ellos, y caerán muchos mas. Estoy seguro. 
Siguiente parada, septiembre, Steven Wilson. 
Por mis santos c…...


Copiandome el logo, eh chato?


1.- Anathema 
2.- Untouchable, Part 1 
3.- Untouchable, Part 2 
4.- Thin Air 
5.- The Lost Song, Part 1 
6.- The Lost Song, Part 2 
7.- The Lost Song, Part 3 
8.- Lightning Song 
9.- A Simple Mistake 
10.- The Beginning and the End 
11.- Universal 

Encore:

Distant Satellites 

viernes, 24 de julio de 2015

La que se avecina... de directos

A menos de 24 horas de coger el vuelo para Londres a ver a Anathema… 

Miro hacia adelante y otros conciertazos se vislumbran en el horizonte, comprometiendo mi futuro económico por meses venideros. 

La primera cita es en Septiembre, el miércoles 16.  Nada más y nada menos que otra vez el amigo Steven Wilson, el que sin lugar a dudas es mi ídolo musical. dos fechas en España, la otra en Barcelona, y una oportunidad maravillosa de ver en directo su “Hand Cannot Erase”. La vez anterior que lo vi fue el mejor concierto de mi vida. 
Si hablamos de listón, no es que esté alto, no, está estratosférico. 

La siguiente es el 1 de noviembre en Barcelona. Un festival englobado dentro del Be Prog, llamado The Madness day, con una alineación de Champions.
Mono, Riverside, Sólstafir, The Ocean, mas un par de bandas más. 
La leche. Mono y Solstafir el mismo día es un jodido sueño. Riverside merecen la pena, aunque ya los vi, y tengo sus discos pero no los manejo demasiado. The Ocean también han pasado por mi Ipod, y el último lo ponen muy bien pero no lo he oido. Lo soluciono en un rato. 

Así que como veis el futuro se plantea lleno de kms, estaciones, distorsiones y acoples, Alicia a mi lado, y montones de momentos cargados de emociones musicales. 
Y sopas de sobre, armario sin reponer, y búsqueda como loco de financiación extra. 


¿Pero y lo que merece la pena?

martes, 7 de julio de 2015

Haciendo unas de directo

Al gustarme tanto la música es inevitable que se acabe mezclando con otra de mis pasiones, la fotografía. Me encanta la fotografía de directo, pero puñetas, que difícil es cuando no tienes ni idea de técnica.

El pasado sábado estuve en Mijas en el día de la amistad con EEUU y aproveché para hacer unas pocas (es un decir) fotos a Petiswing y a algunos de los artistas que actuaron.

El resultado…bueno, he tirado muchas muchas fotos…mucho desenfoque. Pero algunas se salvaron de la quema, quedando muy contento con algunas, que aprovecho para compartir por aquí. Me recuerdan a las que hice en otro concierto hace ya casi un año, de cierto grupo que por mí como si no vuelvo a escuchar en mi puta vida de primate.

Obviamente cada género fotográfico requiere de unos conocimientos y sobre todo, un equipo determinado. Me estoy intentando empapar de qué equipo usan algunos fotógrafos de directo que conozco, si bien entre mis prioridades no está buscar uno específico para eso, pero conviene manejar opciones.

La de mi hermana, Mónica, me gusta y mucho. No descarto imprimirla.