viernes, 19 de mayo de 2017

Adios, Chris



Vamos a intentar no ponernos especialmente tristes,pero.. va a costar. 
24 horas después que me enterara de su pérdida, y, sonando Euphoria Morning de fondo, la verdad es que es casi imposible no sentirse un poco abatido. 
La música es un regalo, pero la voz de Cornell era un premio gordo, algo irrepetible, y poco comparable con nadie (quitando y salvando timbres y diferencias, Eddie Vedder), y se ha ido. 
Pequeña parada. Está sonando When I´m Down, y los ojos me la están jugando un poco. 
Que manera de cantar. 

Recuerdo la primera vez que supe de Soundgarden. La hornada de bandas de Seattle se hacia un hueco en un especial de la 2 sobre música.. Creo que lo tengo en video todavía. Salía “Jesuschrist Pose”, nada mas y nada menos. De ahí a adquirir el vinilo de “Badmotorfinger”, y en plena fase G´N´R, recibir una hostia bien dada de riffs monolíticos, ritmos endiablados y una voz que hacía lo que quería. 
creo recordar que incluso antes, conseguí uno de los discos más bellos y emotivos de la historia del rock. Temple of the dog. 
Si en Badmotorfinger era como un animal enjaulado, en el bonito homenaje a Andrew Wood demostraba registros más íntimos, se mostraba un interprete más completo y casi sentías el dolor de la perdida de un amigo querido. Y con Vedder firmaba un dueto histórico. Por Dios, no hay nada más grande en esta vida que cuando Cornell le cede la estrofa a Vedder en “Hunger Strike”. Que voces. 
Y en directo.. si, yo fui a Sevilla donde actuaron en ese cartel irrepetible con G`N`R, Faith No more, y ellos. Joder, Axl, que gusto tenías escogiendo teloneros. 
Al poco tiempo teníamos a Soundgarden reinando con ese antológico “Superunknown”, que incluía ese indudable éxito que era “Black Hole Sun” y que luego se convirtió en uno de esos temas que adoras a la vez que odias por la sobreexposición mediática. 
Podría seguir hablando del éxito d los de Seattle, pero creo que de todo lo que he escuchado de Cornell, me quedo con Temple of the dog y, sobre todo, “Euphoria morning”. 
Adoro ese disco. Lo amo, tal cual. Tiene de todo, menos la fuerza heavy de Soundgarden. Toca palos que lo mismo descoloraron a alguno (ojo, que lejos estaba por entonces Scream), pero tiene una delicadeza, unas melodías vocales, unas interpretaciones al alcance de muy, muy pocos.  Al igual que en Temple of the dog, aquí sobrevuela enormemente la perdida de alguien querido, la ausencia de otro titán como fue Jeff Buckley. Joder, que dos perdidas. 
Este disco me  trae unos recuerdos maravillosos, la verdad.

Nunca fui muy fan de Audioslave, la verdad. Disfruté el primero, pero lo demás pasó por mi lado sin mucho interés. 
Si he sido mucho mas fan de su obra en solitario pero en formato acústico. Son tantas las interpretaciones que me han dejado con la boca abierta… 
Pero me quedaría, sobre todo, con el Thank You de Zeppelin y ese Nothing compares to you que nos regalo no hace tanto. 
La capacidad de decir tanto con solo una guitarra y su voz. Inhumano. 
y los últimos tiempos, casi sin querer, siempre se ha colado en las reuniones de mis amigos. No han sido pocas las veces en las que en medio de sesiones de youtube, viendo desde Battiato a Babymetal (sigh), se ha acabado colando para finalmente decir lo mismo, hombres y mujeres: que voz, que presencia física, que carisma. Porque si, Cornell era un tío guapo de cojones. 

Así que nada. De todas perdidas recientes, de rockeros míticos, esta ha sido la más dolorosa para mi. 
Por muchos motivos, por cercanía generacional, empatía musical, pero también por ver que un tío con pocos años mas que yo nos dejaba tan pronto. Bueno, esto hasta saber los motivos de su ida. No voy a entrar en ello, mas que para decir que con toda la pena que me da, su vida era suya, y que cada uno cargue con sus demonios interiores como pueda. 


La verdad es que duele mucho escucharlo. Es lo que hay. 



martes, 9 de mayo de 2017

Pariah - Steven Wilson

El prog master está de vuelta.
Oh, espera.. lo sigue siendo? Porque aquí no huele mucho a prog.
Está claro que el adelanto de su nuevo trabajo, To the Bone (previsto para el 18 de agosto), va a seguir parte de lo que ofreció en su anterior obra, o sea... momentos suaves y más calmados, con presncia electrónica y dueto con la carismática Ninet Tayeb. Ojo, esto no tiene porque indicar que todo el disco vaya a seguir esta linea, realmente es especular, hasta que lo tengamos en nuestras manos/orejas...

Que me ofrece Pariah?
Un sonido luminoso, optimista, sin lugar a dudas con el sello Wilson. Un tema épico, que nos regala momentos realmente bellos. Poco progresivo? nada, diría yo... pero ni falta que hace, al menos a mi.
Ah, de regalo, fechas en España, Madrid y Barcelona.
Si, allí estaremos. Que sólo lo he visto una vez, y  como que no...


Toca de nuevo. Quedan 9 meses, pero si puedo, adquiero las entradas como que ya..

Ahora a esperar ese "To The Bone"