viernes, 24 de febrero de 2017

Europa Muda, esperemos que no sorda..


Es difícil abstraerse del recuerdo de Omega al escuchar este disco. Y porqué narices hay que acordarse de Omega, dirá alguno?
Es que no ha habido otros grupos que encajen flamenco y rock? supongo que muchos muchos, pero... 
No se, es por un lado una banda con una trayectoria bien definida, y encaminada, que apostó por el sonido instrumental, y se deciden a marcarse un proyecto con voz, y ala, con un cantante flamenco, si bien, entiendo que no flamenco al uso.
Si me las doy de conocedor de la obra de El niño de Elche, patino y me descalabro.
Es curioso como los discos de Toundra me gustan, pero quitando IV, me faltaban en ellos cumbres emocionales en las canciones. Me explico, me gustaban las canciones, las pinceladas que iban dejando, los desarrollos, pero no me venían momentos épicos que me engatusaran a tope. Con el IV la cosa cambia, y con este proyecto, desde el minuto cero.

Debería dejar de comparar con Toundra? ok, reseteo.
Exquirla, banda independiente, proyecto nuevo.
Es darle al play y empieza el erizómetro.
"Para quienes aún viven" me parece muy muy redondo, me parece que todo encaja, y nada sobra.
Momentos especialmente grandes son la conocida previamente "Destruidnos juntos", casi todo el minutaje de "Hijos de la rabia" (curiosamente me quedo cuando menos rabia hay, hacia mitad de la canción, siendo especialmente emotivo todo el desarrollo instrumental que enfila hacia el final), el comienzo de "Interrogatorio", que es la antesala del último tema del disco, ya que usa parte de su melodía y letra, esa joya que es "el Grito del padre", donde me parece que más brilla El Niño de Elche y consiguen a mi parecer alguno de los paisajes más bonitos de la obra.
Ojo, llevo 5 temas seguidos y todos me parecen destacables en esta humilde crónica...

Y las letras... Tocan la fibra, siendo en este caso poemas de La marcha de 150.000.000, un extenso poema del valenciano Enrique Falcón. Algunas partes hieren, sinceramente. 
"Contigo" se muestra más bien como un breve puente más experimental para enfilar el final del trabajo, y por ello no veo justo evaluarlo como un tema en sí. Y viene "Un hombre", con un comienzo Toundra 100%, que se convierte en otro punto fuerte del disco, un tema post rock que va creciendo y creciendo, bien arropando por la, en esta vez, suave y tranquila voz de Francisco Contreras (aka El niño de Elche); por un rato... 5 minutos y pico de tranquilidad bien labrada que arranca una buena explosión guitarrera, que nos adelantaran la potencia y desgarro que envuelve a "Europa muda" .
Menuda salvajada de tema. El comienzo es intenso, poderoso, pero amigos, 4 minutejos y empieza uno de los mejores momentos que he escuchado en la música española reciente. Alucino con esta canción, la letra, la voz, lo que transmiten esos fraseos de guitarra, ese ambiente que se crea tan sumamente triste y hermoso.
Es el TEMA. Esas canciones que desearías que duraran 20 minutos.

Reconozco que no suelo darle toda la importancia que merecen los textos en la música que escucho, pero aquí me resultan imprescindibles. 

Un disco que estoy disfrutando mucho, incluso más que los anteriores de Toundra, la verdad.
Creo que se hablará mucho de este disco este año, y años venideros. Han parido una obra impresionante, descomunal más bien. Gozada



No hay comentarios: