Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Scream for me Sevilla!!!

Imagen
Si tuviera que calcular desde cuando viene mi amor por Iron Maiden… buffff… toda una vida…. Me gusta el heavy por ellos, me gusta la ilustración por ellos. Pero como demonios no iba un niño de 12 años en un colegio de curas a alucinar con las demoníacas portadas de los británicos! si representaban todo eso que por entonces era prohibido! No hace mucho un compañero del colegio me dijo: tu no eras gamberro, tu eras nervioso, y además, heavy.  Singular reflexión, no , amigos?
El caso es que siendo fan de siempre, sólo los he visto una vez. E idolatrando como lo hago a Bruce Dickinson, los tuve que ver con su anterior cantante, Blaze Bayley.  Angelito. La que tenía encima, pretender suplir a semejante monstruo. Ni que decir tiene que no disfrute excesivamente. De hecho iba con mas ganas de vez a My Dying Bride, teloneros de lujo. 
El 14 de julio me quito la espinita. Veré a Maiden como Dios manda. Y ademas mejor acompañado imposible.  Sevilla será el sitio. 
No me va a dar tiempo, creo, pero me qu…

The Astonishing - Dream Theater

Imagen
No se si puedo ser capaz de ser objetivo con DT. Bueno, rectifico, si lo soy. Pero luego, reculo.
Supongo que una parte de mi se engaña y quiere que todo siga igual, que sigan siendo la banda que me ha tenido tonto durante muchos años.  Le veo los defectos, se que no están en su mejor momento, pero diablos, no puedo evitar excusarlos.  No voy a entrar en tema Portnoy, se fue, sus motivos tenía, y es lo que hay, pero me queda claro que llevan 3 discos sin él y la magia en parte, se ha ido.  De estos  trabajos, desde luego este último es el más ambicioso. ¿Como demonios no va a ser ambicioso un disco doble de mas de dos horas como es The Astonishing? O lo tomas o lo dejas, así de sencillo. A estas alturas los no fans solo tienen más madera para quemar; los que los amamos desde hace años, pues oímos, analizamos, y juzgamos.  Y a ello voy. La primera escucha, sin las letras por delante, me dejaron un poco frío. Exceso de momentos tiernos, poco guitarreo, gran labor de La Brie, y poco más. La s…