martes, 15 de enero de 2008

Miles de lucecitas! que se apagan y se encienden!

Hoy me he tenido que venir del trabajo antes.
El motivo, un profundo dolor de cabeza, de esos laterales que hacen que si te mueves o agachas, veas las estrellas, acompañado a ratos de flashes de luz mientras miraba el monitor.
me he levantado asi esta mañana, desde las 7.
Y analizando el porqué (si se puede analizar esto con una base lógica), me he preguntado: Que hice yo ayer o esta madrugada que me lo haya provocado?
La única respuesta que me ha salido ha sido: jugar durante hora y media con la Play en un salon totalmente a oscuras y realizando una misión en una discoteca de Japón llena de flashes y luces, que te volvian medio loco.

obviamente no he podido evitar acordarme de los niños nipones con epilepsia tras ver Pokemon.

Me habrá pasado algo similar?
Tendré que aparcar el cacharrito recien obtenido?

Os ha pasado?
Sera una jodida casualidad?

In the disco!!

7 comentarios:

Mª del Carmen Rivera dijo...

Picha enciende la luz del salon, jejeje, cuidate

Javier Diaz dijo...

Es que entonces no me introduzco plenamente en el ambiente del juego...

BacardiBlack dijo...

Nunca he sufrido los síntomas que describes. Tampoco he jugado nunca en esas condiciones.

A lo más que he llegado, tras doce horas de jugar casi ininterrumpidamente al ordenador es a seguir viendo imágenes de explosiones, tiros y rayos una vez cerrados los ojillos en busca de sueño. Una mariconada comparado con lo tuyo.

Regards.

Javier Diaz dijo...

Pues todavia me dura hoy, aunque menos fuerte, por lo que no tengo ni idea...
Mañana lo comentaré con cheri, que seguro sabe de que le hablo...

CherinoPower dijo...

Pues sí que he tenido esos síntomas alguna que otra vez, pero sólo después de recibir un buen golpe en la cabeza durante una pelea. Por jugar con videojuegos lamento comunicarte que en mis más de 16 años de ludópata consolero nunca me ha pasado nada similar, y yo he llegado a jugar hasta 18 horas seguidas (Final Fantasy VII, qué juegazo!!, el cual terminé con mas de 100 horas jugadas porque el contador no marcaba más, pero eran muchas más). No sera algo de la vista? revísatela.

Roberto dijo...

Uhhhh, yo como Ricardo a lo más que he llegado es a ver lucecitas cuando me acostaba después de estar jugando al Double Dragon durante 8 horas en mi Amstrad CPC464 de fósforo verde. Vete al oculista como dice Dani y a ver que te cuenta.
Un abrazo Javi y cuídate tron

Javier Diaz dijo...

Je je, algo de eso debe de haber.
Todavia ando hoy algo tocado..
Oye, a ver si te apuntas un jueves de estos a comer..