jueves, 10 de septiembre de 2009

Lost



Por cierto. No he comentado en el blog, si a nivel personal a Rick, que he visto la quinta temporada entera de Lost.
La he visto un poco a trompicones (premio), pero la he visto, y te quedas: BUUFFFF
No ha sido una temporada fácil de digerir, por todo el tema de la trama temporal; de hecho, ha sido un desafío en algunos momentos, porque planteaba realmente preguntas y preguntas, más que respuestas y respuestas (vamos, la tónica habitual de esta serie).
Pero es lo que la hace grande, no? que te tengas que comer la cabeza, analizar las cosas, dejarte sorprender, tirarte luego un rato analizando lo que has visto.

Y echar una lagrimilla con ese personaje al que le pasa eso que sabemos que le pasa los que hemos visto esta temporada.
Me pillaría el día tonto, pero surgió por el rabillo de mi ojo.
Solo queda ya una… que vamos a hacer luego?

5 comentarios:

ROBERTO dijo...

Yo que me he enganchado el último a la serie, tengo que decir que creo que el ver las cinco temporadas en apenas un par de meses o tres me ha provocado una adicción que ahora no soy capaz de quitarme, hace dos semanas que vi el último episodio y la verdad es que te levanta del sillón y te deja con unas ganas tremendas de saber que pasa con...

ROBERTO dijo...

... y por otra parte, eso me lo tendréis que confirmar los que lleváis tanto tiempo viéndola, me da la impresión que ver los capítulos muy seguidos hace que te enteres mucho mejor de la trama, al menos en apariencia.

Javier Diaz dijo...

efectivamente. mas espaciados tienes menos fresucra, es mas dificil seguirle la pista.

Ricardo dijo...

Tienes parte de razón, Roberto, verlos seguidos ayuda mejor a captar detalles que pueden pasar inadvertidos si esperas mucho entre episodio y episodio, con los descansos entre temporadas, las vacaciones, las huelgas de guionistas y su puta madre. Lo de la trama ... cada vez dudo más que haya una trama coherente que lo explique TODO.

No sé qué vamos a hacer cuando acabe la sexta, Javi, NO LO SÉ!!

ROBERTO dijo...

Pues si ahora resulta que no convence a nadie la resolución, podría ser uno de los grandes bluffs de la historia vamos, esperemos que no...