domingo, 25 de noviembre de 2007

Doble sesión

Este fin de semana, milagrosamente, he podido disfrutar de una doble sesión de cine, con dos películas bien diferentes entre sí, por un lado "Banderas de nuestros padres" y posteriormente (por tropecienta vez,aunque despues de basatntes años), "Los inmortales". La de Clint Eastwood me ha parecido una buena película, pero sin llegar a ser sobresaliente. Cualquiera de sus dos anteriores trabajos me parece bastante más acertado. Creo que acierta llevando la pelicula a saltos en la narración, intercalando partes del desembarco y la toma de la montaña con todo lo que le acontece posteriormente a los "heroes"; creo sinceramente que si lo hubiera mostrado en orden real de sucesos, la parte menos bélica de la cinta hubiese sido algo tediosa. Si, el desembarco ciertamente recuerda sobremanera a "Salvar al soldado Ryan", pero aún así estado rodado magistralmente. Para la semana que viene me acercaré a "Cartas desde Iwo-jima", para ver el pack completo.

Y los inmortales... ay, a veces es mejor no idolatrar ciertas cosas de tu adolescencia.. Bueno, es una muy entretenida pelicula, y tienes buenos y grandes personajes (desde que aparece Sean Connery, la pelicula es enteramente suya), pero tiene unos dialogos que dan basicamente pena. Toda la parte de la relación entre Nash y Roxanne Hart es de verguenza ajena, repleta de sutuaciones ilógicas y conversaciones que claman al cielo, por lo absurdo del momento. Eso sí, cada vez que nos muestran el mundo de Connor MacLeod, la cosa remonta,porque nos muestra batallas, y epicismo. Entretenida, y con un planteamiento original que hizo que muchos hayamos querido verla muuuuchos años despues.