martes, 12 de diciembre de 2017

Daniel Cavanagh - Monochrome

Disco en solitario del máximo creador en Anathema, Daniel Cavanagh.
No se si considerarlo su primer disco en solitario, puesto que ya había ofrecido otros de versiones y otros con música propia, como el experimental The Passage del 2002, pero desde luego tiene el aroma de obra con nombre propio. Siempre nos puede surgir la duda de porqué sacar música fuera de su banda de siempre. ¿Es porque es mas experimental? Bueno, The Optimist de Anathema ya es muy experimental, al menos saliendo de la linea que mejor manejan los británicos.
Es más, me parece en algunos momentos que este Monochrome está muy emparentado con discos previos de Anathema, porque siento ciertos ecos a Afine Day to Exit, por ejemplo.
Él sabrá porque no ha compartido esta música con sus colegas.
Pero , así salimos ganando nosotros ¿no?

Empezamos con el disco.


Can you feel me?
Can you see me?
Can you feel me now?
Can you see me somehow?
Do you trust in who I am?
Do you believe in where I stand?
Because you saved me from myself

Yes you saved me from myself

Puedes decir tanto con tan poco? y que suene tan bien?
Con The exorcist, Daniel nos presenta su disco, y lo hace desnudándose de manera evidente. Estas son las composiciones que hacen que ame tanto la música de Anathema, al ser éste el máximo creador en la banda. Me imagino fácilmente esta canción cerrando un disco de los de Liverpool, pero con la voz de su hermano. 
Me afecta bastante este tema, la verdad. En directo sobrecoge.
This music me ofrece un punto de tranquilidad tras el desgarro del tema anterior. Hace su primera presencia la maravillosa voz de Anekke, musa en The Gathering y buena amiga del mayor de los Cavanagh. Construye un tema delicado y especialmente bonito, sencillo, y adornado por un solo marca de la casa, cosa que echo en falta en el último trabajo de Anathema. 
SOHO es para mi gusto la joya de la corona. Una canción que se nos muestra muy atmosférica en su comienzo, arranca una subida muy en la línea de la banda madre, y desemboca en 2 minutos y medio de esos que desearías que fueran 12. Con los versos cantados durante la canción, nos construyen un momento que te llena de una manera brutal. Con cierto espíritu que me recuerda a Violence del “A natural disaster” de Anathema, este Soho me parece a la altura de cualquier maravilla de la banda de los Cavanagh. Que bien suena Anekke siempre, por dios. 
Con The Silent Flight of the Raven Winged Hours nos metemos de lleno en un tema en el que reniega de las voces, jugando solo con los ambientes, siendo el piano y el violin de  los protagonistas . Una vez van pasando los minutos se va volviendo mas progresivo, sobre todo por el uso de los sintes, dejando cierto regusto a Pink Floyd. Un cierre un tanto grandilocuente, que no me gusta especialmente, y adios a 9 minutos de tema. 
Dawn es una pieza instrumental, mucho más folk, que supone un poco de aire de fresco tras la intensidad del  anterior, con un gran trabajo al violín de Anna Phoebe. Sirve de preludio a Oceans of time, que se convierte en otra de las mejores piezas del album, de nuevo, acompañado por Aneke. 

Con “Some Dreams come true” nos despedimos de este trabajo, con una sensación de familiaridad, alegría, como de reencontrarte con ese amigo que sabe que siempre está ahí aunque no sea fisicamente.

Un disco que si bien me parece corto, se complementa a las mil maravillas con The Optimist. 



martes, 21 de noviembre de 2017

Roma

¿Pero que demonios voy a decir yo a estas alturas de Roma?
Que voy a aportar o descubrir sobre semejante ciudad...
Sólo puedo decir que me ha desbordado, literalmente, tanta maravilla. No se puede dar un paso sin encontrarte una joya tras otra.
Supongo que cuando conozca Florencia o Praga, por citar dos grandes competidoras en belleza, lo mismo Roma cae del número 1 del ranking, pero me cuesta pensarlo.

A nivel de fotografía, pues bueno, he ido con alguna idea fija de donde ir y que querer captar, y vuelvo contento a medias.
Sólo he llevado el Tokina 11-16, que para el tema arquitectónico, es ideal, y el 18-55. Captar el Coliseo en toda su anchura, contrapicados en monumentos obligatorios, El Vaticano de lado a lado, con el Tokina, es bien sencillo. Y con poca luz se ha comportado de diez.
Para planos más sencillos, pues a tirar del clásico 18-55. Ese de noche, mejor que no...
Podía haberme llevado tambien el 50mm, pero al final habría estado todo el rato cambiando de objetivo, y ya sabemos lo que conlleva...

Me quedo con la espinita del atardecer en el Puente de San Angelo. Le tenía unas ganas tremendas a esa foto, la verdad, pero bieno, nocturna ha quedado bien. Una excusa más para volver.

Dejo unas pocas fotos. Más en mis galerías.





viernes, 27 de octubre de 2017

Anathema + Alcest - Crónica

Soñar es grátis, siempre se ha dicho. Y soñar con una gira Anathema / Alcest era un sueño húmedo con todas las letras.
Si Alcest y  Mono (+ Sinistro) fue ya una gozada, de la que disfrutamos plantándonos en Glasgow, esta fecha en Madrid se planteaba insuperable. 
Así que ya en la Sala Riviera, nos dispusimos a disfrutar de la velada musical por excelencia.
¿Que te encuentras al ir a un concierto de tales bandas? Pues muchas muchas camisetas de Alcest, casi tantas como de Anathema; está claro que los franceses están calando y mucho en la parroquia española con su post black atmosférico, o como otros catalogan, blackgazing. 
Una sensación bastante palpable que bien podrían haber llenado la sala ellos solos, porque había muchas ganas de disfrutar del no tan reciente "Kodama" y de su ejercicio de poderío melancólico repleto de momentos enérgicos y ensoñadores.


A las 7 en punto, Neige y los suyos se hicieron con el escenario (como siempre un tanto recortado para el telonero) y durante una hora nos volvieron a dar una lección de como hacer música que te llega bien hondo, con una actitud humilde (y siempre rozando la timidez absoluta), y un repertorio de 7 temas que supieron a gloria.


Obviando su primer disco, metieron dos de "Les Voyages de l’âme", una de su segundo trabajo, 3 de "Kodama", y cerraron como no puede ser de otra forma con "Shelter", ese tema que es una obra de arte. Hasta el batería de Anathema reconoce que no hay mejor manera de cerrar un concierto que con dicha canción. 
Un sonido compacto, muy equilibrado, con buena presencia de la base rítmica, y unas guitarras que se complementan y dibujan pasajes que muchos tenemos ya tatuados en nuestra consciencia musical.
Neige es un tipo que personalmente me encanta. Su timidez es evidente, pero me quedo con esos momentos en los que simplemente mira al público, sonríe y deja entrever que está disfrutando tanto como la audiencia a la que está sumergiendo en sus riffs. No entiendo como he leído ciertas criticas negativas hacia Kodama, ese disco en directo apabulla.  
Como digo, segunda experiencia con esta banda y segundo triunfo de los franceses. Mucho se lo tenían que currar los de Liverpool para superar las sensaciones de Alcest.



Un poco después de las ocho me enfrentaba a la cuarta sesión de Anathema en vivo. Siendo mi banda favorita es difícil no cae ten lo permisivo pero en mi caso es más bien al contrario, tiendo a lo crítico en exceso, les pido lo máximo.

Luces fuera, y la silueta de Vincent se ve yendo hacia el set de teclados y ordenadores, donde arranca "San Francisco", pieza instrumental del reciente (y galardonado) "The Optimist". Pocos segundos después, Daniel Cavanagh se planta delante nuestra con su guitarra, un cigarro en la mano, actitud un tanto chulesca, y una cara que no sabría como calificar.  Que le ha pasado a este señor en el último año?.  Ni idea, pero su trabajo en solitario (del que ya escribiré) y su evidente cambio físico me deja pensativo..

Estaba convencido que iban a arrancar con el primero de los temas de su último trabajo, pero no, van a tiro fijo. Que mejor arranque ya con toda la banda (menos John Douglas, ojo) que con las maravillosas "Untouchable, part I" y con la "II". Por toda la escuadra, como en la anterior vez en Brighton. 
Una vez calentado y mucho a la parroquia, del tirón, 3 temas de "The Optimist". Disco más criticado por ejemplo que el anterior “Distant Satellites”, ciertamente supone un cambio en la banda, aportando un toque más arriesgado, con acercamientos a géneros diferentes y un enfoque más conceptual. 

"Can´t let Go" es uno de los temas del album que menos me motivan, y realmente en directo no me conquistó excesivamente, no se puede decir lo mismo de "Endless ways" y "the Optimist", que me parecen de lo mejor del disco. De ambas disfruté muchísimo, si bien en ese punto la batería de Daniel Cardoso me parecía un tanto difusa, no por ejecución, que este chico es un hacha. Lee Douglas es muy muy diferente a la Lee de épocas anteriores, donde en mi opinión se excedía con el vibrato y era un pelín sosa. No, aquí lo da todo y de que manera. "Endless ways" en directo impacta, con un final que los muestra como una banda que disfruta lo que está haciendo. "The Optimist" reclama el protagonismo de Vincent, el cual ya desde Sevilla me demostró que es un gran cantante. De frontman bien, pero compartiendo protagonismo con Daniel, al que veía un poco menos metido en el concierto que en ocasiones anteriores. Mucha más presencia al piano que con los solos, la verdad. 




Una de las ovaciones del concierto se la llevó el comienzo de "The Lost Song part 3", con ese ritmo que parece no evolucionar pero que es como una locomotora a todo trapo. Por cierto, que bien se va en AVE. Ah, alusión  a Jamie, el tercer hermano. Siempre en la sombra, a la izquierda de todo, con una más que evidente complicidad con Lee, con la que no para de bailar y sonreírse. 
Mira, una que no me esperaba, "Lightning song". Y no se porque no me la esperaba  porque es la 3 vez que la oigo en vivo. Tan hermosa como siempre, sirve como puente a otro de los momentos emblemáticos de los directos de esta banda. "Dreaming Light". Dicen ellos mismos que este tema les sirvió como punto de inflexión creativamente. Si, edulcorada, brutalmente alejada de lo que muchos entienden por Anathema, pero ay amigo, es empezar ese piano en vivo, y el derretimiento de los polos está asegurado. 

Apostaron luego por entregarnos un tema de “A fine day to exit”, tan presente ahora al ser la antesala temática de “The Optimist”, y escogieron "Pressure". Un buen coro el que se formó con el estribillo. Parece que hay mucha gente que le tiene cierta manía a ese trabajo, el cual, me encanta. 
De ahí a “A simple mistake”, tema que en vivo es ya un puñetero clásico. Es empezar con el riff con el que el tema coge más fuerza, y se aseguran el meneo de cabezas, algo realmente escaso en sus directos actuales. 
Y como jugada segura, cerraron este primer set con "Closer". Lo que pudo ser hace muchos años una apuesta arriesgada para la banda, hoy es obligatorio.
Señalar varias anécdotas. Por un lado el jugueteo de Vincent con el respetable, compartiendo creo que fresas que tenia en el escenario, intentando colarlas en la boca del que quisiera arriesgarse a llevarse un impacto de fruta… Por otro los clásicos escarceos con el castellano, incluyendo un “Yo soy marinero, soy capitán”, un tanto tronchante, y que no es la primera vez que les oigo. También destacable las bromas internas entre los hermanos (que en algún momento me cortaron un poco el ritmo), incluyendo el tocar fragmentos de clásicos de su época más doom, esto último no se si tomarlo como un leve homenaje a sus fans de siempre o ganas de tocar las narices un poco.

Una pequeña parada, y los acordes de "Fireflight" nos anticipan que probablemente van a meterle a “Distant Satellites”, con toda su parafernalia electrónica. Si, la que lían con este tema al final con el juego de percusión entre Vincent y Cardoso es muy atractivo tanto en lo visual como en lo musical. Uno de los puntos altos del concierto. 
Y otro fue la interpretación de “Springfield”, otro de esos temas que inicialmente me dejan un poco frío, al usarlo como primer adelanto de un trabajo suyo, y luego gana muchos enteros. El publicó lo celebro como un clásico. 

La esperaba. Esta canción la esperaba, de las que más ganas le tenía, y si, la tocaron. “Back to the start” me sonó a gloria… hasta que Daniel le metió la parte en español que me sonó, y a mucha más gente, a coña, a rotura de magia. Cuando más estás volando con la canción, cuando más te has metido en ella, escucharlo cantando Oe ooaaaa, cada día te quiero mas…, que no , que no… por mucho que la canción contenga ese guiño hacia los argentinos. De hecho creo que el mismo Vincent se dio cuenta que no, que no funcionaba. 
Ok, aún así es una pieza grandiosa, como poco. 


De nuevo escaparon del escenario, aunque no todos. Daniel se quedó al piano, e intuí por donde iban a ir los tiros, y no me equivoqué. Era hora de promocionar su flamante trabajo en solitario. Y tocó esa maravilla que es “The Exorcist”, y lo hizo emocionándonos a mucho. No desentona para nada en el setlist de los británicos, como es lógico.  
Y como regalo, un "Glory Box" de Portishead que había escuchado que interpretaron en fechas anteriores. Fantástica Lee, en una muy buena versión, a piano y voz, que consiguió llevarse una buena ovación. 

Y para decir adios a todos los presentes, un clásico de toda la vida, "Fragile Dreams". Es el regalo a los de siempre, a los que llevamos amando a la banda tantos años. 
Sonó un tanto dispersa, sobre todo por la guitarra de Vincent que cobró un mayor protagonismo para cerrar el concierto. 
Nos dijeron adios con una simpática unión entre “What a Wonderful world” de Louis Armstrong y el "No surprises" de Radiohead, dibujándonos una sonrisa y embriagándonos a todos de buen rollo, que es lo que Anathema transmiten hoy en día. 
La banda se ha convertido en otro tipo de banda. Una que apuesta por la luz musical, con sus dosis de melancolía, que no de tristeza, como en tiempos anteriores. 
Por supuesto habrá quien siga echando de menos los tiempos doom, pero en mi caso, todas las etapas de Anathema ocupan un hueco en mi corazón. 
Con ellas he vivido, he crecido, y han contribuido a hacer mejor mi día a dia. 
Ya van cuatro, y dos de Alcest. 
Que no pare, quiero más jornadas como estas. 

Ummm… tal vez un día Radiohead y Anathema juntos?



Anathema Setlist La Riviera, Madrid, Spain 2017, 2017 The Optimist

viernes, 29 de septiembre de 2017

Daniel Cavanagh - The Exorcist (from Monochrome)

A ver quien tiene los santos cojones de decirme que esta canción no es una jodida preciosidad.
Del disco en solitario de la cabeza más pensante en Anathema. En un par de semanas a la venta.
Waiting. Lo mismo coincide que lo tengo y me lo pueden firmar en Madrid. 




lunes, 18 de septiembre de 2017

"Qué más me da" - Agreste - Directo

Pues así terminamos el concierto del viernes, tocando "Que más me da".
Ese final creo que transmite muy bien lo que vivimos, y las sensaciones que nos deja el concierto.
Nueva vida, nuevas opciones, mucha hambre de hacer música.


martes, 12 de septiembre de 2017

jueves, 7 de septiembre de 2017

Agreste + Fractal Noise 15 septiembre Sala Velvet

Aquí estamos de nuevo, un año y 7 meses después de nuestro último concierto y con una banda renovada. Primer bolo con Gaspi y Jose Miguel a la bateria y bajo respectivamente, y en Velvet, que es como una segunda casa. Siempre tienen a bien hacernos un hueco, los puñeteros.

 Este concierto tiene el aliciente además de ir junto a los que han sido compañeros en Agreste unos pocos años, que de Un ruido Llamado Ángel han pasado a ser Fractal Noise. La gira "Sin rencillas tour", como me gusta denominarla con cierto humor negro, arranca en una única fecha en la que lo vamos a pasar cojonudo.
Aires nuevos, buenos y viejos amigos.

Todo invita a una gran noche, en la que queremos tenerte allí.


martes, 18 de julio de 2017

Anathema - Alcest


Pues mira tu por donde. No hace mucho sale la noticia que mi banda favorita, Anathema, se embarca en su gira europea de presentación de "The Optimist", y lo hace llevándose de teloneros nada más y nada menos que a Alcest, uno de los grupos que mayor hueco se ha hecho últimamente en mi corazón, así como en el de Alicia.
Pero... no pasan por España. Así que empieza la aventura de nuevo, como con Anathema en Brighton y Alcest + Mono en Glasgow.
Buscar que concierto nos viene mejor y más nos atrae... Dublín, Munich, y sobre todo, Praga.
Y cuando estábamos ya con el google maps, el Booking, y los vuelos y los problemas de conexiones, pues anuncian dos fechas en España.
Genial! Pues ya un problema menos, coincidiendo además que es fiesta, el 12 de octubre. Eso si, no puedo evitar que me de un poco de penilla perderme la aventura de lanzarnos a otro país a repetir experiencia, que tanto nos gusta... Pero es que es más económico, mas práctico, y conoceré la Riviera, sala mítica.
Ventajas, ventajas y más ventajas.
Ya queda menos!

jueves, 13 de julio de 2017

A bailar con Steven!!!!

Mis pies no pueden parar con el rey del prog!!!
Leches, que subidón me da este tema. Al carajo el prog, el rock, la oscuridad, la melancolía!
Saca tus plumas y déjate llevar por el nuevo rey de la pista.
Con homenaje / fusilamiento a Abba de paso ;)
Me encanta.

miércoles, 5 de julio de 2017

Playlist 2017 (parte I)

Anathema - The Optimist
Lantlôs - Melting Sun
Tesseract - Polaris
Solstaffir - Berdreyminn
Soup - The Beauty of our youth
Blackfield - V
Mastodon - Emperor of sand
Exquirla - Para quienes aún viven
The Dear Hunter - Act IV: Rebirth in Reprise
Soen - Likaia
Port Noir - Any way the wind Carries
Heretoir - The Circle
Vallenfyre - Fear those who fear him
Foscor - Les irreal Visions

Una selecciónn de las mías, de lo que más llevo escuchado en 2017. Como siempre, no todo es de este año...

Anathema se han llevado ya su post, así que no ahondaré mucho.
Por culpa de Alcest me metí en el Black Atmosférico, y me he quedado sobre todo con Lantlos, y en menos medida con Heretoir.
En ambos la presencia de Neige es palpable, como colaborador  o exmiembro.
Soup me han encantado, pese a que haya empezado por discos mas antiguos, al igual que la maravilla de composición que es The Dear Hunter.
Un disco impactante el de Exquirla, lo he quemado este medio año. Un tema, Europa muda.
Los nuevos trabajos de Blackfield y Mastodon, apañados pero no me han volado la cabeza. Mejor el de los segundos.
Y los trabajos de Soen y Port Noir me han dado buenas dosis de neo prog, mas metal los primeros y mas personales los segundos.
Un poco menos que estos, poniéndome al día con Devin Townsend. Menudo Genio. E igual con otros que no veas, como Leprous, que no me llegaban demasiado y al final, enganche. Lo mismo que Tesseract, error conceptual con ellos y ahora sumergido del todo en su música. Con Karnivool me ha pasado igual. Bandas que las coges tarde pero te enganchan por igual. Como Caligula´s Horse, por cierto!
Muy reciente tengo el de Vallenfyre, debo de darle mas escuchas a su death old school.

Cosas por venir en breve: El nuevo de Steven Wilson, que como siga sacando singles, va a salir y las voy a tener ya escuchadas todas.
Tesseract y Leprous, con muchas ganas ambos. También lo nuevo de Paradise Lost, que casi nunca fallan.